viernes, 9 de agosto de 2013

Los límites a la dominación de la vida y la cultura

En un minuto Punset nos habla de los peligros de convertir la realidad en una cuestión económica y de propiedad. Las ansias de control y dominio desde siempre han obstaculizado el desarrollo de la creatividad y de la vida. En la actualidad, la sociedad les sigue haciendo frente. Las redes e internet son el nuevo terreno en disputa.


video

Eduard Punset ante la ministra española de Cultura Ángeles González Sinde - Foro de las Culturas 2010

miércoles, 7 de agosto de 2013

"Invictus" (Invencible) - William Ernest Henley

"Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
agradezco a los dioses si existen,
por mi alma invicta.

(...)

No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
Soy el amo de mi destino;
Soy el capitán de mi alma".


miércoles, 31 de julio de 2013

De dónde es Peter Pan?

Hablábamos con Bruno de si Barcelona es el país de “Nunca jamás” o de "la juventud eterna"… el de Peter Pan, digo. Y que sí y que no… y que si no lo es, se parece bastante.. o ayuda bastante.. Imagen¡Tantas cosas que hacer para uno mismo! Danza, pintura, cursos, reuniones, ferias, recitales, paseos, mar, montaña.. ¿Cuándo te aburriste? Y ¿Cómo lo hiciste?
Entonces, me quedé hablando conmigo misma un rato, sobre si realmente Barcelona o algún sitio hace que las cosas sean más fáciles... te hace patear para adelante las obligaciones, las dependencias, las responsabilidades que se agarrapatan..
Eso de que “el entorno te lleva..”, "la presión social”… Que si la gente esto o lo otro.. la gente que es "así"..   jodida, pesada, repetitivas, conservadora y tradicionalistas.. o es "asa".. divertida, creativa, innovadora, vanguardista...
La gente, su hacer y su decir: la mirada mal intencionada  y la cómplice, la palabrita de más y la oportuna, el gesto –ese gesto de que estás pensando lo mismo que yo-, el silencio.. ese que lo dice todo..  Esa sensación de que los conozco tanto..
-O de que tal vez no…
-No?
Después de todo.. ¿Qué es eso de la presión social? Mi mirada en los ojos del otro.. mis miedos y mis certezas en sus pupilas.. mis ansiedades y mis alegrías... mis preocupaciones.. mi sueños y mis pesadillas… Esos otros que en gran medida son también una construcción nuestra..
Pfff.. qué difícil! Y es que a veces me pongo un poco paranoica con eso de no saber si algo pasa afuera o pasa adentro… 
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Y trato de pensar en qué es lo que me diría la Sole.
Y pienso que –o quiero creer que-  me diría: “¿Qué importa de dónde viene? Lo que importa es lo que genera en uno”.
Bueno, probablemente no lo diría con esas palabras, pero querría decir algo así. Y tengo que reconocerle que a la larga “casi” siempre la pegaba la Sole con sus teorías –me guardo el ‘casi’ por mi maldita costumbre de reservarme algo. Después de todo, también esto me lo estoy inventando yo.

viernes, 24 de mayo de 2013

Se acabo la libertad y empezaron las obligaciones...



Una de mis escenas favoritas de unas de las mejores obras de Aristarain. La exposición más clara de la personalidad de cada uno de los cuatro integrantes de la trama y una buena dosis de cinismo... una fórmula habitual del director para hacer más digerible nuestra propia existencia dentro de la sociedad. Aunque basado en posturas extremas, resulta una buena reflexión de sobremesa respecto al lugar que cada uno de nosotros ocupa en el sistema y a las opciones que se nos ofrecen para desarrollar nuestras pasiones.

domingo, 28 de octubre de 2012

jueves, 11 de octubre de 2012

La criminalización de la pobreza

Siguiendo con la temática del post anterior (las metáforas que legitiman la crisis), les dejo un artículo sin desperdicios publicado por el "País", sobre los peligros de aceptar dócilmente estos argumentos justificadores de la crisis y los prejuicios que acarrea.

 "Culpables de ser pobres"

Altamente recomendado!

viernes, 5 de octubre de 2012

“Creencias son siempre las de los otros”

Emmanuel Lizcano dice que el peligro de las metáforas es creer que ellas son la cosa misma. En una entrevista realizada en el año 2009, en “Público”, Lizcano explicaba el valor legitimante de las metáforas de la crisis, que asumimos con naturalidad y sostenemos con fe ciega.
Según Lizcano, existen tres grupos de metáforas sobre la crisis en el discurso mediático-político:
  • Metáforas de naturalización: Que presentan los fenómenos económicos como fuerzas de la naturaleza (“sequía crediticia”, “huracán financiero”, “tsunami provocado por el desplome de los fondos monetarios”). Su primer efecto retórico es anular la responsabilidad por la crisis y en consecuencia declararnos responsables a todos en general, inyectactando miedo y humillación ante lo que se reconoce como inevitable y universal.
  • Metáforas médicas:  Se presentan los movimiento de dinero como organismos vivos (“los activos tóxicos”, “extrangulamiento del crédito”, “efecto contagio”, “patología de la crisis”..). Así, la idea de que la economía es el enfermo, bloquéa la perspectiva de que sea la enfermedad, ella es la que sufre y no la que hace sufrir.
  • Metáforas de personificación: Se completa con ellas, el resto de atributos humanos de los hechos económicos (“las bolsas responden con alegría”, “el Ibex vive pendiente de Europa”, “las empresas tienen sed de liquidez”). Dice Lizcano que la economía se convierte así en un fetiche: “nuestro propio poder enajenado que se independiza y se nos impone desde fuera como una voluntad inapelable e implacable“.
Finalmente, construidos los dogmas, se adoctrina a la audiencia y se naturaliza la fe. Acabamos aceptando una economía poderosa pero enferma, un individuo con voluntad propia y que exige sacrificios.  Así,  como buenos creyentes, seguiremos diciendo “que las creencias son siempre las de los otros”.